El encanto de la sierra alicantina se llama Mas Fontanelles

La provincia de Alicante es famosa por su benigno clima y preciosas playas. Sin embargo, debes saber que también cuenta con una preciosa zona de montañas que resulta perfecta para que disfrutes de un fin de semana en plena naturaleza. Entre los paisajes serranos de la zona que no puedes perderte es imprescindible mencionar los que seguidamente te contamos.

La Sierra de Mariola

Parque Natural desde 2002, está conformada por una extensión de más de 17.000 hectáreas que se extienden por las provincias de Alicante y de Valencia. En realidad, se trata del límite este de la Cordillera Bética. Posee una rica flora en la cual destaca el tejo, el pino carrasco, el romero y la jara. En cuanto a su fauna, también es muy variada, con especies como la jineta, la garduña, el tejón, el jabalí o el zorro, entre los mamíferos, y el pinzón, el águila real, la perdiz, el buitre leonado o el azor entre las aves.

Además, incluye varios pueblos que merece la pena visitar. Así, Banyeres de Mariola, con su imponente castillo o el rocoso Bocairent. Igualmente es rica en fortificaciones y palacios como el Condal, o Alcoy, el más importante de todos y con un enorme patrimonio de arquitectura modernista. Así mismo, hay una ruta guiada por el Parque Natural denominada “Volta a la Mariola”.

Otras estribaciones serranas

El citado no es el único punto interesante que hallarás en la serranía de Alicante. Si te hospedas en un alojamiento rural con encanto de la zona, como por ejemplo el Hotel Mas Fontanelles, también puedes visitar la Sierra de Crevillente. Más pequeña que la anterior y con menos vegetación. En ella abundan los pinos y almendros, además de algunos frutales. No falta en la montaña una vertiente histórica, ya que fue el escenario de las andanzas de Jaime “el Barbudo”, un famoso bandolero del siglo XIX.

También puedes recorrer la Sierra de Aitana al norte de la provincia donde hay magníficos hoteles rurales en Alicante con encanto que harán tu estancia inolvidable. Si haces rutas como la que se inicia en el área recreativa de Font de Partagat y continúa hacia el Puerto de Tudons, desviándote, puedes llegar a las Simas del Partagat. Son unas espectaculares fracturas en la montaña que alcanzan varias decenas de metros de profundidad y unos veinte de anchura.

Podrás contemplar especies animales que abundan en la zona como el gato montés, la jineta, el lirón o el gavilán. En ella se encuentra la montaña más alta de toda la serranía alicantina: justamente el Pico de Aitana, con sus imponentes 1.558 metros.

Otras zonas interesantes de esta parte de la provincia de Alicante son las sierras de la Carrasqueta, así llamada porque en ella abunda el árbol conocido como carrascal mediterráneo; la de Salinas; la del Maigmó y la de Bernia.

La sierra alicantina está llena de atractivos que gustan a sus muchos visitantes. Puedes unirte a ellos al tiempo que pasas un precioso fin de semana en uno de los muchos hoteles rurales con encanto que existen en las tierras alicantinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *