Jamones Duroc: todo lo que necesitas saber

Comprar un jamón es una tarea mucho más complicada de lo que puede parecer en un momento, y lo es debido a la enorme variedad de jamones que te puedes encontrar cuando acudes al supermercado, que hace que tengas serias dudas a la hora de decantarte entre uno y otro.

Nosotros somos perfectamente conscientes de esta situación, y por ello en el post de hoy nos hemos querido centrar en hablarte de los jamones Duroc, un tipo de jamón en concreto que está sencillamente delicioso, pero que genera dudas para mucha gente que no está del todo informada.

¿Cuáles son las características de los jamones Duroc?

Aspecto

En cuanto al aspecto de los jamones Duroc, está estrechamente ligado al de sus cerdos. Unos cerdos que tienen una cantidad de pelo superior a la habitual, el cual es de color rojizo y generalmente liso. Además, la cabeza de los cerdos Duroc suele ser bastante pequeña, con unas orejas que caen desde la punta. Mientras que las patas son bastante gruesas con pezuñas negras.

Localización

El origen de los cerdos Duroc está en los Estados Unidos, aunque lo cierto es que tal ha sido su demanda, que actualmente en España contamos con una gran cantidad de cerdos de esta raza, gracias a que se pueden criar en cualquier ambiente, al contrario que los cerdos ibéricos, que únicamente pueden ser criados en nuestro país.

Alimentación

La alimentación de los cerdos Duroc se caracteriza por ser muy intensiva, lo que hace que tenga que llevarse a cabo en granjas, a base de piensos y cereales. Esto hace que los cerdos Duroc, al contrario que los cerdos ibéricos, no puedan ser criados en libertad en las dehesas, alimentándose de bellotas y frutos naturales.

Denominación del jamón

El jamón que se elabora a partir de los cerdos Duroc no puede ser considerado ibérico, sino como jamón serrano. Esto significa que si en alguna tienda ves que un jamón Duroc está catalogado como Ibérico, será algo totalmente falso. En cualquier caso, aunque el serrano está una categoría por debajo del ibérico, está realmente delicioso y es muy sabroso.

Curación de los jamones Duroc

El proceso de curación que siguen los jamones Duroc es idéntico al de los jamones ibéricos, aunque el tiempo que se destina es inferior en el caso de los primeros. La razón no es otra que el tiempo que necesita un serrano para su curación es mucho menor al de los ibéricos, pudiendo llegar a bastar con tan sólo 7 meses, aunque se puede alargar sin problemas hasta los 24 meses.

Producción

Por último hay que decir que aproximadamente, el 90% de los jamones que se elaboran en todo el mundo, son jamones Duroc. Aun así, también hay que decir que la carne de los cerdos  Duroc no es la única que se utiliza para elaborar jamones serranos, puesto que también están los cerdos celtas, que aunque tienen una anatomía diferente, también son aptos para la elaboración de jamones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *