Los muebles de televisión se vuelven retro

Combinar estilos puede ser una opción arriesgada, si no tienes en cuenta algunos aspectos decorativos básicos.

Mezclar colores, muebles, materiales e iluminación puede convertirse en toda una odisea, por lo que es mejor decidir un estilo de interiorismo y aplicarlo a tus espacios.

El salón de tu casa: escenario principal

Como te decíamos, mezclar estilos decorativos es, sin duda, un reto, pero también es cierto que quien no arriesga no gana. Los muebles de televisión que ocupan una gran parte de una de las paredes de tu salón o este espacio entero han pasado a mejor vida, en pos de espacios más abiertos y muebles pequeños y sencillos.

Los estampados y juegos de colores ocupan el hueco que han dejado los grandes muebles de televisión.

Actualmente, las tendencias con más calado son tres:

El estilo retro más ecléctico

Los maravillosos años 50 nos deleitaron con salones y cocinas que, seguramente, estén grabados en tu memoria, gracias a tus largas horas en casa de la abuela.

Un vistazo a los primeros episodios de Cuéntame cómo pasó, una de las series más famosas de televisión española, puede darte una idea de cómo es un salón de estilo retro.

Muebles de madera simples y con cristales de verde vidrio y paredes con colores como el naranja, en estampados de rombos o círculos, son las señas de identidad de este estilo. El televisor deja de ser el centro de la escena, para dar relevancia a todo el espacio en sí.

La combinación de formas curvadas (sofás, mesas, etc.) con detalles decorativos coloridos y de líneas rectas son los ingredientes perfectos para un estilo retro bien aplicado.

Los nostálgicos del estilo vintage

Esta rama del interiorismo ha vuelto con mucha fuerza y parece que para quedarse. Los muebles de tv vintage, como el modelo Aurelie, son fantásticos para dar a tu salón el aire bohemio que buscas.

La madera y los materiales orgánicos son imprescindibles para completar un salón vintage. La presencia de luz natural y utilización de plantas y lámparas como complementos decorativos en tonos similares a los del resto de elementos son vitales para conseguir un verdadero salón vintage.

El concepto industrial, para los amantes del minimalismo

Por último, nos encontramos con el estilo industrial. Suelos de cemento y elementos decorativos sobrios y posicionados con inteligencia en espacios que deben contar con mucha luz. De lo contrario, un estilo que puede dar mucha vida pasaría a imprimir tristeza a tus espacios.

Un mueble para la televisión Vita o Rubik es la decisión acertada. En cuanto a los colores de las paredes, debes seleccionar tonos lisos y sobrios, como el blanco o gris claro.

En cuanto a los elementos decorativos, muchos creen que la inclusión de plantas es imprescindible para romper con la monotonía del estilo industrial. Las lámparas, los jarrones y cualquier plus deben estar fabricados en materiales metálicos, como el cobre; o simular efectos, como el óxido. Al igual que con el estilo vintage, los elementos orgánicos son unos añadidos vitales en el industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *