¿Por qué elegimos rodapiés blancos?

rodapies blancos

Si te gustan las tendencias en decoración, ya sabrás que los colores indiscutibles, esta temporada, son los neutros: el gris, el blanco y el negro. Tres colores con los que jugar a la hora de hacer reformas o cuando vamos a redecorar nuestro hogar en busca de la armonía y del equilibrio, dos premisas fundamentales para que tu vivienda destaque por su decoración.

Poner la atención en los colores de las paredes, en la distribución de los muebles, en los suelos o en las ventanas es algo inevitable, pero ¿has pensado en la importancia de otros detalles que son los responsables del toque personal? Si no lo has hecho, lo harás; y, si lo has hecho, sabrás que es tendencia, en este sentido, el rodapie blanco lacado. Tendencia y el elemento indispensable. El mejor chivato de la personalidad y destilo de la decoración pretendida.

El rodapie blanco lacado o la ruptura con lo clásico

Hasta no hace mucho tiempo, los rodapiés se elegían a juego con los suelos. Hoy en día, esa tendencia ha quedado desterrada en pos de una nueva mucho más visual, elegante y personal: el rodapié blanco.

Un elemento integrador, dentro de las amplias posibilidades cromáticas de los suelos y las paredes. Por ejemplo, imagina un suelo gris y unas paredes beiges. El rodapié blanco será el encargado, en este caso, de poner el punto vanguardista a una decoración en tendencia.

No solo blanco y lacado, sino también alto

Esa es otra de las premisas para elegir el rodapié más de moda del momento. Una moda que está, además, abocada a permanecer en el tiempo, precisamente, por sus características. Nunca antes, una tendencia, aparentemente, tan clásica ha dado tanto juego en busca de la modernidad.

Así, ese rodapié debe ser blanco y lacado, pero también alto. La integración será absoluta y, debido al fino grosor, debe evitar la excesiva distancia entre las paredes y los muebles.

Además de sus fines protectores, podrás comprobar cómo pule el aspecto final de los colores, las paredes y los suelos, lo que da un toque de lo más contemporáneo.

La armonía ha cambiado de fundamentos

Para los más modernos, no hay nada que temer. Si eres uno de quienes se inclinan, por ejemplo, por la decoración industrial, más de los mismo. Si bien, hasta ahora, los expertos siempre habían tenido como máxima elegir las puertas o la tonalidad de las paredes conforme a los rodapiés o viceversa; hoy en día, eso ha cambiado.

La armonía parece encontrarse en combinaciones, hasta ahora, impensables, como en un proyecto en el que las puertas sean metálicas y negros, los suelos estén fabricados con madera y las paredes estén pintadas en grises. Imagina este escenario y añade el rodapié blanco, alto y lacado. ¿Qué ves? Una decoración innovadora y con uno de los resultados más deseados y pretendidos del momento.

No cabe duda de que el rodapie blanco lacado está de moda, en todas sus tallas y versiones. Nunca antes estar de moda y seguir las tendencias fueron premisas tan elegantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *